Situación Sardas

Sardas_vista_general

El vertedero de Sardas se ubica a menos de 1 km al este del casco urbano, ocupando una superficie de unas 4 ha junto al río Gállego.

En la década de los 60, se comenzó a verter diversos tipos de residuos en una cárcava existente junto al río Gállego, incluyendo residuos industriales de la producción de lindano y otras industrias químicas, entre ellos, residuos sólidos y líquidos de HCH, mercurio, sosa, hipoclorito, dicromatos, ditiocarbamatos, residuos sólidos urbanos, residuos de construcción y demolición, etc.

 

El vertedero de Sardas fue colmatado de residuos y abandonado en la década de los 80. Se estima que entre 50.000 y 80.000 m3 de residuos de isómeros de HCH sólidos en forma de polvo y 3.000 m3 en forma líquida (DNAPL) fueron allí vertidos. Tras su abandono, se comenzó a emplear un nuevo vertedero situado en el cercano barranco de Bailín para depositar los residuos generados por la producción de lindano.

La situación del vertedero de Sardas en los años 80 era de completa colmatación, con un volumen de más de 400.000 m3 de residuos. A principios de la década de 1990 fue construida la variante de la N330 y su trayectoria cortó el frente del vertedero. Debido a estas obras, aproximadamente 50.000 m3 de residuos del vertedero fueron trasladados a la parte baja del emplazamiento.

sardas_ext
EDAR Sardas

Con posterioridad a la construcción de la variante de la carretera N330, el vertedero fue sellado de forma superficial y lateral. El sellado consistió en la construcción de las pantallas perimetrales y frontal de cemento-bentonita. La superficie del vertedero fue sellada con lámina polietileno de alta densidad termosoldada y cubierta de una capa drenante de grava y finalmente con tierra vegetal. Los aproximadamente 50.000 m3 de residuos depositados en la parte inferior del emplazamiento durante la construcción de la variante, no fueron incluidos en el sellado y quedaron situados junto al embalse adyacente al emplazamiento.