Situación Bailín

bailin

El antiguo vertedero de HCH ubicado en Bailín fue utilizado -entre los 1984 y 1988- como ubicación para albergar los residuos que generaba la antigua fábrica de la empresa Industrias Químicas del Noroeste, S.A. (INQUINOSA).

El vertedero ocupaba una extensión de aproximadamente 3 hectáreas y albergaba un volumen de residuos cercano a los 200.000 metros cúbicos, unas 420.000 Tn de residuos, entre los que se incluyen 64.000 Tn de residuos sólidos de HCH. El resto de residuos eran, sobre todo, tierras contaminadas.

El problema de este vertedero es que ocasionó un importante problema ambiental en la zona, por culpa de varios factores:

  • Falta de un acondicionamiento adecuado.
  • Estaba mal aislado y en una zona geológica y topográfica muy compleja.
  • Las deficiencias en su explotación también fueron un factor determinante.

Factores como estos fueron los culpables de la contaminación del macizo rocoso y, por tanto, de las aguas de infiltración subsuperficiales y subterráneas que circulan por el mismo, lo que generó una pluma de contaminación que tiende hacia el río Gállego.

De todos los contaminantes que albergó este vertedero, destaca la presencia de la fase libre densa (DNAPL), una sustancia líquida más densa que el agua y a la vez insoluble en esta. La fase libre tiende por lo tanto a descender bajo el nivel freático cuando se produce un vertido en cantidades significativas, y solo se detiene cuando alcanza un lecho impermeable. Dentro del emplazamiento de Bailín, destaca su percolación por las fracturas de las rocas circulando por las de mayor amplitud e impregnándolas a su paso. Por culpa de su densidad y su nivel de penetración, localizar y extraer este componente es muy complicado.

bailin-1
bailin-5

La orografía y la composición del terreno también influyeron de forma importante al problema. El emplazamiento de Bailín destaca por su alternancia de casi verticales, formados por conglomerados, areniscas, limolitas y lutitas en proporción variable. Por su parte, las areniscas (de grano medio a grueso) y los conglomerados conforman las litologías que destacan en el paisaje formando barras. Las areniscas (de grano fino a muy fino), limolitas y lutitas conforman las zonas deprimidas entre las mencionadas barras

Las capas de areniscas, en mayor proporción, y las capas de lutitas, presentan un sistema de fracturación que va disminuyendo con la profundidad, generando una circulación preferente de flujos subterráneos y subsuperficiales que se terminaban por dirigirse al río Gállego, y en menor medida al barranco de Bailón. Dichos flujos se vieron afectados por la percolación de la fase densa y de los lixiviados procedentes del antiguo vertedero de HCH.

bailin-3