Valoración del riesgo

Valoración del riesgo en la prevención de la contaminación del suelo

La normativa de prevención de la contaminación del suelo (normativa) se sustenta en la noción de riesgo.

Se define riesgo como la probabilidad de que un contaminante, presente en el suelo entre en contacto con algún receptor con consecuencias adversas para la salud de las personas o el medio ambiente. Por tanto, se necesita una cadena de sustancia contaminante, una vía de transporte o vector, un receptor y una consecuencia adversa.

 

(Imagen libre de 024-657-834 en Pixabay)

 

Las vías de transporte son el agua o el aire. La forma de entrar en el organismo es vía respiratoria, por la piel y mucosas, por ingestión o por heridas. De aquí se desprende la gran diferencia entre una sustancia contaminante (Anexo II) solida, de una líquida en condiciones normales de presión y temperatura. Una sustancia contaminante líquida, además de contaminante es vector, puesto que se moverá siguiendo la gravedad o la dirección del flujo. Una sustancia contaminante sólida, si está aislada del agua y del aire, su riesgo será inexistente o aceptable, puesto que no puede llegar a un receptor.

Con que falte uno cualquiera de los cuatro eslabones de la cadena NO se producirá riesgo.

Cuando el objeto de la protección es la salud humana, se considera que la exposición a una sustancia cancerígena genera un riesgo aceptable (normativa) si NO supera una frecuencia de un caso de cáncer por cada 100.000 personas o, en el caso de sustancias de efecto generalizado en el cuerpo, la dosis de exposición a largo plazo es menor a la dosis máxima admisible.

Cuando el objeto de protección son los ecosistemas, se asume como una situación de riesgo aceptable (normativa) aquella en que, para cada sustancia, cuando el nivel de exposición, expresado como concentración, es inferior al umbral ecotoxicológico, definido por la concentración máxima para la que no se esperan efectos sobre los ecosistemas.

Un suelo se declara como contaminado si supone un riesgo inaceptable.

(Imagen libre de Peter H en Pixabay)