Depuradora vertedero de Sardas

La depuradora de Sardas filtra el agua almacenada en una balsa de regulación de 4.500 m3, que recoge los efluentes del vertedero de Sardas. La actividad de depuración se encuentra cofinanciada al 50% con el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER)

Los efluentes del vertedero de Sardas se vierten en una balsa de regulación que puede albergar en su interior hasta 4.500 m3 de residuos. En esta ubicación el agua se almacena hasta su filtrado en la depuradora de Sardas.

Tanto en la superficie que ocupa el vertedero, como en zonas próximas al mismo, existen un total de 80 sondeos, de entre diez y cincuenta metros de profundidad. Once de estos sondeos disponen de un sistema neumático para extraer líquidos, que después se canalizan también en la depuradora de Sardas.

En esta fase ocurren dos procesos importantes:

  • El agua contaminada entra en la depuradora.
  • La denominada ‘fase no acuosa’ se lleva hasta Burdeos para su destrucción.
Depuradora vertedero de Sardas -