Depuradora de Bailín

Esta depuradora recoge la escorrentía de la superficie que albergaba el antiguo vertedero de HCH de Bailín. La actividad de depuración se encuentra cofinanciada al 50% con el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER)

La escorrentía de la superficie del antiguo vertedero de HCH de Bailín, el camino perimetral de la nueva celda de seguridad de Bailín, la superficie de vegetación natural que hay entre ambos emplazamientos y las aguas subterráneas* son las cuatro fuentes que vierten a cuatro tanques de tormentas, que con sus 9.000 m3 de capacidad almacenan el agua hasta que llega el momento de tratarla en la depuradora de Bailín.

Esta depuradora vierte a dos depósitos de 250 m3 de capacidad cada uno, donde se realizan analíticas previas para comprobar que todos los niveles son correctos antes del vertido al cauce. Cuando el agua cumple con los parámetros de autorización de vertido de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), se evacua al barranco de Bailín.

* Aguas subterráneas: En la superficie ocupada por el vertedero viejo de Bailín y zonas próximas, existen 200 sondeos. Estos sondeos tienen entre diez y sesenta metros de profundidad. En once de estos sondeos existe un sistema neumático de extracción de residuos líquidos, que también se canalizan a la depuradora de Bailín. El agua contaminada entra en la depuradora, mientras que la ‘fase no acuosa’ se lleva a destrucción a Burdeos.

Depuradora de Bailín -